Miércoles 8 de Diciembre 2021
CAMILA SOSA VILLADA

Camila Sosa Villada: “La masculinidad se cimenta sobre ese corazón roto y yo me resistí”

La actriz y escritora argentina habló en "Caja Negra" sobre la vida, la literatura, la muerte y el dolor.

Camila Sosa Villada. Fuente: (Twitter)
Escrito en SOCIEDAD el

La escritura de Camila Sosa Villada atraviesa el cuerpo, eriza la piel, invita a sumergirse en el universo plasmado por las palabras. Y también lo hace su voz. 

En diálogo con Julio Leiva, en "Caja Negra", la actriz habló sobre la vida y la muerte, el dolor y la “fiesta trans”, la masculinidad y la “pobreza estructural” que viven las personas trans travestis.

 

 

Riqueza y pobreza estructural

Invitada al ciclo de entrevistas de Filo News, Camila Sosa Villada rompió el hielo “con las manos”: luego de la publicación de su novela “Las Malas”, reconocida internacionalmente, lo que cambió fue “el dinero”: “Ahora soy rica, ahora tengo mucho dinero”, indica Camila. Sin embargo, “hubo una riqueza sobre una pobreza estructural además, es decir, como travesti de hace muchos años soy una travesti empobrecida, que es un trabajo que han hecho muy bien las sociedades y los gobiernos latinoamericanos, entonces vivo muy bien pero no me puedo comprar una casa, por ejemplo”.

En “Las Malas”, Sosa Villada aborda sus experiencias en relación con la violencia y las carencias de las travestis, odiadas y amadas y deseadas al mismo tiempo, necesarias para el funcionamiento del mundo.
 

 

“Las Malas” y las creencias

"Uno de los pocos intereses que tenía era el poder hablar de las travestis en términos más espirituales”, explica Camila, como poder hablar de la religión umbanda, por ejemplo, que es "una de las religiones que más adeptas travestis tiene, que más practicantes tiene porque es una de las pocas que nos soporta. Entonces me llamaba mucho la atención ese contacto con lo mágico".
 

La masculinidad se cimienta sobre el corazón roto

Camila indicó que su padre tenía la “misión de criar a un hombre” y sentía que fallaba. 

"Sí, es la tarea que tienen todos los varones, hacer un hombre”, afirma la escritora. “Una tarea ingrata además, y dolorosa para un padre, porque tienen que poder romperle el corazón a su hijo muy temprano, es decir la masculinidad se cimenta sobre ese corazón roto y yo me resistí, me negué a hacerlo. Y trabajaba, hacía todas las tareas de hombre que me daban, cavar la tierra, levantar piedras, hacer mezcla para las paredes de nuestra casa, me mandaba a vender helados, a vender pan casero, me mandaba a folclore, a zapatear, a hacer malambo y sin embargo pudo otra cosa, pudo otro poder", sostiene.

 

Fuente: (Filo News).
 

La belleza y el amor, agotadores

Leiva le preguntó a Camila por qué dice que la belleza y el amor son agotadores, a lo que la escritora responde que "la belleza para las travas, para mí, era agotadora, porque yo durante muchos años me saqué los bigotes y la barba con una pincita de depilar, me pasaba una hora y media frente al espejo todos los días, haciendo esto, lastimándome la piel”. 

“Hormonándome con todo lo que eso significaba, tratando de borrar todo lo que fuera masculino de un cuerpo, que era además lo que me gustaba hacer y lo que me gusta hacer”, afirma. 

Sobre el amor, indica que es agotador porque los hombres "son muy pelot***s, [..] con las travas más todavía".

“Ellos coquetean con el peligro, es como acercar la mano al fueguito un rato para sentir calor y después salen corriendo. A mí me pasa mucho también esto de bueno, esa admiración que es como un poco erótica, como que se calientan, pero no me garch*n. Entonces sí me resulta agotador el amor por eso”, cuenta Camila
 

 

El universo trans travesti

“Creo que estamos desapareciendo las travestis de ese entonces, que cada vez quedan menos, que no se las ha reparado”, confirma Camila Sosa Villada

Que no se les ha devuelto nada de lo que se llevaron, por eso cuando empezamos te dije yo soy una travesti empobrecida y eso no se puede ignorar, no fue solo una cuestión de identidad, era absolutamente económico", sostiene la escritora.

“En el callejón sin salida a donde desemboca la vida de todas las travestis, siempre estamos dándole batalla a la intemperie, tratando de trocar un cuerpo muerto por uno vivo, un cuerpo que respire y resista, que sobreviva a las mil muertes que nos pone la parca en el camino”, escribió ya en “Las Malas”, obra publicada en 2019.
 


En su libro ensayístico “El Viaje Inútil”, el yo narrativo confiesa: “Escribo para que una historia se sepa”. “La historia de mi travestismo, de mi tristeza en la niñez”, “escribo para poder decir las imágenes que poblaron mi infancia”.

Camila Sosa Villada escribe para que una historia se sepa.